image

A Mi aire, Pilar Nevado y el ballet

Hola amigos, bienvenidos a este nuevo podcast de “A mi aire” hoy 15 de marzo. Pina Bausch dijo: un bailarín muere dos veces, la primera es cuando deja de bailar. Hoy nos vamos a meter en el maravilloso mundo de la danza. Tengo la suerte de tener en el estudio a la madrileña Pilar Nevado, una bailarina profesional que ha estado en compañías como la de Victor Ullate y el Ballet de la Ópera de Zúrich durante muchos años. Vamos a hablar con la bailarina y al final de la entrevista entenderéis las palabras de la coreógrafa [1] alemana Pina Bausch.

***

A: Hola Pilar, bienvenida al estudio de PodClub. Un placer tenerte aquí. P: Muchas gracias, para mí también es un placer estar aquí.

A: El ballet ha estado siempre unido a tu vida. Empezaste a bailar muy pequeña y todavía te dedicas a eso, al ballet. ¿Qué es lo que te apasiona [2] de la danza? P: Yo empecé a bailar con 7 años y desde entonces tenía claro que quería dedicarme a la danza. Lo que más me apasiona es trabajar con el cuerpo, la sensación de estar en el escenario es indescriptible [3]. Cada una de las piezas que he bailado ha sido como una pequeña experiencia de vida.... Cada ballet, cada personaje que interpretas, la sensación es totalmente diferente.

A: Y tú has bailado en la compañía de Victor Ullate, que es una compañía muy conocida internacionalmente. ¿Cómo conseguiste este trabajo? P: Después de acabar mis estudios en Nueva York, en la prestigiosa [4] School of American Ballet, hice una audición [5] para el ballet de la comunidad de Madrid. Éramos más de 150 aspirantes [6] y Victor me contrató.

A: ¡Fíjate, qué orgullo [7] conseguir el trabajo entre 150 bailarines! ¡Madre mía! ¿Qué recuerdas con especial cariño de aquella época? P: Bueno, era la primera vez que bailaba con una compañía profesional y eran mis primeras actuaciones, mis primeras giras. Recorrimos [8] España, Francia, Alemania, EEUU, México..... y tuve la oportunidad de trabajar con bailarines y profesores a los que admiraba y de los que aprendí muchísimo.

A: ¿Cómo llegaste a ser primera bailarina de la compañía de Victor Ullate? P: Al año [9] de entrar a la compañía, me nombraron solista y, después de una actuación muy especial en Italia, pasé a ser bailarina principal. Fue en el clásico „Don Quijote“, con coreografía de Marius Petipa. La otra solista se lesionó [10] y tuve que bailar casi sin ensayos [11]. Fue el día más bonito de mi carrera.

A: ¡Ya me imagino! Ser bailarina principal es un orgullo. Con Victor Ullate bailaste en los Campos Elíseos de París, ¿no es así? P: ¡Sí! Era mi primer viaje a París, pero entre tanto ensayo y espectáculo [12], no pude hacer turismo...

A: ¿De verdad?

P: Bueno, una mañana fui a visitar la maravillosa Ópera Garnier.

A: Algo es algo [13], mujer.

P: Sí. ¿Y sabes? La noche del estreno [14] vino la reina Sofía y después nos saludó a todos los bailarines.

A: ¡Mira, qué honor! Este año es el 350 aniversario de la ópera de París. La compañía más antigua del mundo de ballet es la francesa, ¿verdad? P: Sí, el ballet surgió [15] en el renacimiento italiano y se popularizó en Francia. Luis XIV fundó [16] la academia de danza, lo que es hoy el ballet de la Ópera de París, hace 350 años, la compañía más antigua del mundo.

A : ¡Mira!

P : Por ejemplo la Compañía Nacional de Danza de España acaba de cumplir sus 40 años de historia.

A: ¡Ay, fíjate! Hay una diferencia con la francesa, ¿eh? Por cierto, en París también bailaste con la Ópera de Zúrich, ¿verdad? Después de bailar con Victor Ullate viniste aquí a Zúrich y te contrataron en la ópera, ¿no es así? P: Sí, tenía ganas de cambiar y evolucionar como bailarina. Probé en Londres y Montecarlo, pero me llamaron de Zúrich. Creo que era donde más encajaba [17] física y artísticamente.

A: ¿Qué tiene de especial bailar en la Ópera de Zúrich? P: Pues que formas parte de un teatro, con ballet, con el coro, orquesta, que trabajas con coreógrafos internacionales. Además, tienes tu propio camerino [18], te hacen tus propios trajes, hay peluqueras, maquilladores... A: ¡Ay, qué chulo! Pues sí, todo eso es muy especial. Y dime, ¿cómo es un día normal de un bailarín o bailarina profesional de la ópera? P: El día empieza con una clase de calentamiento [19], luego le siguen alrededor de 4 o 5 horas de ensayo y, si hay espectáculo, te maquillas, te preparas y a calentar el cuerpo otra vez.

A: Claro, se entrena como lo hace un deportista de élite. ¿Cuántos bailarines profesionales hay en la compañía de la ópera ? P : Unos 55 A: ¿Y de dónde es la mayoría ? P: Bueno, hay gente de todas las nacionalidades. A: Entonces, se hablará sobre todo inglés, imagino. P: Sí, inglés. Mira, yo no necesitaba hablar alemán para comunicarme con los compañeros. A: ¿Y cuándo aprendiste a hablar alemán? P: Pues mucho después. El alemán lo aprendí, cuando dejé de bailar con la compañía. A: ¿Y cuándo fue eso? ¿Cuándo dejaste de bailar en el escenario? P: Dejé de bailar profesionalmente hace ya 10 años, cuando nació mi hija Lola.

A: ¡Fíjate 10 años ¿eh?! ¿Y cómo recuerdas tu último espectáculo? P: Con mucha emoción. Ya estaba embarazada [20] y estaba muy cansada, con nauseas [21] ... Y el coreógrafo era bastante exigente conmigo, ya que bailaba una parte solista, pero al final tuve una ovación [22] del público y de los compañeros… A: Toda despedida es dura. Sería difícil dejar de bailar profesionalmente, ¿no? P: Sí. Pina Bausch, una coreógrafa alemana decía que un bailarín se muere dos veces: la primera es cuando deja de bailar. A: Claro, y se entiende… Es duro. Pero hoy en día te dedicas a la enseñanza del ballet. ¡No has dejado [23] tu pasión! P: No. Soy profesora de ballet en la escuela de la ópera de Zürich y doy clases de todos los niveles y a todas las edades.

A: ¡Qué bien! Es importante hacer lo que a una le gusta. Me alegro mucho de que tú sigas dedicándote a la danza, Pilar. P: Sí, es muy valioso [24] hacer lo que más te gusta. A mí es que me encanta dar clases de ballet.

A: Bueno, ya llegamos al final de este podcast. Te deseo todo lo mejor y muchas gracias por la entrevista. P: Gracias a ti. ¡Hasta la próxima! A: Adiós. Y de vosotros, queridos amigos, me despido hasta el 29 de marzo. Os espero aquí, en podclub.ch o vía app, para hablaros sobre nuestro planeta, porque ¡lo tenemos que cuidar! Mientras tanto podéis aprender las palabras nuevas de esta emisión con el entrenador de vocabulario y ver fotos en Instagram. Hasta entonces, cuidaros y que os vaya muy bien.



Want to learn a language?


Learn from this text and thousands like it on LingQ.

  • A vast library of audio lessons, all with matching text
  • Revolutionary learning tools
  • A global, interactive learning community.

Language learning online @ LingQ

Hola amigos, bienvenidos a este nuevo podcast de “A mi aire” hoy 15 de marzo. Pina Bausch dijo: un bailarín muere dos veces, la primera es cuando deja de bailar. Hoy nos vamos a meter en el maravilloso mundo de la danza. Tengo la suerte de tener en el estudio a la madrileña Pilar Nevado, una bailarina profesional que ha estado en compañías como la de Victor Ullate y el Ballet de la Ópera de Zúrich durante muchos años. Vamos a hablar con la bailarina y al final de la entrevista entenderéis las palabras de la coreógrafa [1] alemana Pina Bausch.

***

A: Hola Pilar, bienvenida al estudio de PodClub. Un placer tenerte aquí. P: Muchas gracias, para mí también es un placer estar aquí.

A: El ballet ha estado siempre unido a tu vida. Empezaste a bailar muy pequeña y todavía te dedicas a eso, al ballet. ¿Qué es lo que te apasiona [2] de la danza? P: Yo empecé a bailar con 7 años y desde entonces tenía claro que quería dedicarme a la danza. Lo que más me apasiona es trabajar con el cuerpo, la sensación de estar en el escenario es indescriptible [3]. Cada una de las piezas que he bailado ha sido como una pequeña experiencia de vida.... Cada ballet, cada personaje que interpretas, la sensación es totalmente diferente.

A: Y tú has bailado en la compañía de Victor Ullate, que es una compañía muy conocida internacionalmente. ¿Cómo conseguiste este trabajo? P: Después de acabar mis estudios en Nueva York, en la prestigiosa [4] School of American Ballet, hice una audición [5] para el ballet de la comunidad de Madrid. Éramos más de 150 aspirantes [6] y Victor me contrató.

A: ¡Fíjate, qué orgullo [7] conseguir el trabajo entre 150 bailarines! ¡Madre mía! ¿Qué recuerdas con especial cariño de aquella época? P: Bueno, era la primera vez que bailaba con una compañía profesional y eran mis primeras actuaciones, mis primeras giras. Recorrimos [8] España, Francia, Alemania, EEUU, México..... y tuve la oportunidad de trabajar con bailarines y profesores a los que admiraba y de los que aprendí muchísimo.

A: ¿Cómo llegaste a ser primera bailarina de la compañía de Victor Ullate? P: Al año [9] de entrar a la compañía, me nombraron solista y, después de una actuación muy especial en Italia, pasé a ser bailarina principal. Fue en el clásico „Don Quijote“, con coreografía de Marius Petipa. La otra solista se lesionó [10] y tuve que bailar casi sin ensayos [11]. Fue el día más bonito de mi carrera.

A: ¡Ya me imagino! Ser bailarina principal es un orgullo. Con Victor Ullate bailaste en los Campos Elíseos de París, ¿no es así? P: ¡Sí! Era mi primer viaje a París, pero entre tanto ensayo y espectáculo [12], no pude hacer turismo...

A: ¿De verdad?

P: Bueno, una mañana fui a visitar la maravillosa Ópera Garnier.

A: Algo es algo [13], mujer.

P: Sí. ¿Y sabes? La noche del estreno [14] vino la reina Sofía y después nos saludó a todos los bailarines.

A: ¡Mira, qué honor! Este año es el 350 aniversario de la ópera de París. La compañía más antigua del mundo de ballet es la francesa, ¿verdad? P: Sí, el ballet surgió [15] en el renacimiento italiano y se popularizó en Francia. Luis XIV fundó [16] la academia de danza, lo que es hoy el ballet de la Ópera de París, hace 350 años, la compañía más antigua del mundo.

A : ¡Mira!

P : Por ejemplo la Compañía Nacional de Danza de España acaba de cumplir sus 40 años de historia.

A: ¡Ay, fíjate! Hay una diferencia con la francesa, ¿eh? Por cierto, en París también bailaste con la Ópera de Zúrich, ¿verdad? Después de bailar con Victor Ullate viniste aquí a Zúrich y te contrataron en la ópera, ¿no es así? P: Sí, tenía ganas de cambiar y evolucionar como bailarina. Probé en Londres y Montecarlo, pero me llamaron de Zúrich. Creo que era donde más encajaba [17] física y artísticamente.

A: ¿Qué tiene de especial bailar en la Ópera de Zúrich? P: Pues que formas parte de un teatro, con ballet, con el coro, orquesta, que trabajas con coreógrafos internacionales. Además, tienes tu propio camerino [18], te hacen tus propios trajes, hay peluqueras, maquilladores... A: ¡Ay, qué chulo! Pues sí, todo eso es muy especial. Y dime, ¿cómo es un día normal de un bailarín o bailarina profesional de la ópera? P: El día empieza con una clase de calentamiento [19], luego le siguen alrededor de 4 o 5 horas de ensayo y, si hay espectáculo, te maquillas, te preparas y a calentar el cuerpo otra vez.

A: Claro, se entrena como lo hace un deportista de élite. ¿Cuántos bailarines profesionales hay en la compañía de la ópera ? P : Unos 55 A: ¿Y de dónde es la mayoría ? P: Bueno, hay gente de todas las nacionalidades. A: Entonces, se hablará sobre todo inglés, imagino. P: Sí, inglés. Mira, yo no necesitaba hablar alemán para comunicarme con los compañeros. A: ¿Y cuándo aprendiste a hablar alemán? P: Pues mucho después. El alemán lo aprendí, cuando dejé de bailar con la compañía. A: ¿Y cuándo fue eso? ¿Cuándo dejaste de bailar en el escenario? P: Dejé de bailar profesionalmente hace ya 10 años, cuando nació mi hija Lola.

A: ¡Fíjate 10 años ¿eh?! ¿Y cómo recuerdas tu último espectáculo? P: Con mucha emoción. Ya estaba embarazada [20] y estaba muy cansada, con nauseas [21] ... Y el coreógrafo era bastante exigente conmigo, ya que bailaba una parte solista, pero al final tuve una ovación [22] del público y de los compañeros… A: Toda despedida es dura. Sería difícil dejar de bailar profesionalmente, ¿no? P: Sí. Pina Bausch, una coreógrafa alemana decía que un bailarín se muere dos veces: la primera es cuando deja de bailar. A: Claro, y se entiende… Es duro. Pero hoy en día te dedicas a la enseñanza del ballet. ¡No has dejado [23] tu pasión! P: No. Soy profesora de ballet en la escuela de la ópera de Zürich y doy clases de todos los niveles y a todas las edades.

A: ¡Qué bien! Es importante hacer lo que a una le gusta. Me alegro mucho de que tú sigas dedicándote a la danza, Pilar. P: Sí, es muy valioso [24] hacer lo que más te gusta. A mí es que me encanta dar clases de ballet.

A: Bueno, ya llegamos al final de este podcast. Te deseo todo lo mejor y muchas gracias por la entrevista. P: Gracias a ti. ¡Hasta la próxima! A: Adiós. Y de vosotros, queridos amigos, me despido hasta el 29 de marzo. Os espero aquí, en podclub.ch o vía app, para hablaros sobre nuestro planeta, porque ¡lo tenemos que cuidar! Mientras tanto podéis aprender las palabras nuevas de esta emisión con el entrenador de vocabulario y ver fotos en Instagram. Hasta entonces, cuidaros y que os vaya muy bien.


×

We use cookies to help make LingQ better. By visiting the site, you agree to our cookie policy.