image

A Mi aire, La máquina de cuadros y una chica colombiana

Hola amigos, bienvenidos a esta nueva emisión de “A mi aire”. Es 9 de noviembre y hoy os quiero hablar de la máquina de cuadros que ha hecho un amigo mío. Es que en octubre, en esos días tan maravillosos que tuvimos de otoño, hice una excursión al paso del Gotthardo y fui a ver una máquina de cuadros que se encuentra en el Museo del Sasso. Algo... muy especial. Y como al otro lado estaba Ticino, pues continué mi viaje y estuve unos días en ese cantón. Allí conocí a una chica colombiana majísima y ¿sabéis qué es lo que más le sorprende del Ticino? Os lo cuento en la segunda parte de este podcast.

***

Érase una vez un paso alto de montaña, un pueblo que tenía dificultad para ir de un sitio a otro, un diablo y un puente, una cabra y mucha rabia [1]. ¿En qué leyenda suiza metemos todos estos ingredientes? El paso es el del Gotthardo, ¿más pistas [2]? Seguro que ya sabéis de qué leyenda os hablo, ¿no? Os hablo de la leyenda de Teufelsbrücke, el puente del diablo. Es una leyenda que me contaron cuando llegué a Suiza, pero la primera vez que he visto este puente ha sido hace unas semanas. Es que Tullio Zanovello ha pintado esta leyenda en piedra, y otra leyenda más también en piedra y ha representado a Helvetia en el corazón de la piedra. Ha hecho una obra monumental, una máquina de cuadros, una Bildmaschine. La idea es: ¿cuánto está dispuesto [3] el hombre a pagar para alcanzar [4] sus objetivos? Según la leyenda del puente del diablo, los hombres de Uri estaban dispuestos a dar su alma al diablo a cambio de un puente que les uniera con Italia. Y por eso hicieron un pacto [5] con el demonio. Un puente a cambio de la primera alma que pasara por encima. La leyenda cuenta que los hombres hicieron pasar a una cabra por el puente. Sí, esa fue el alma que el diablo debía de coger para él. Y el diablo, uy uy uy, ¡se enfadó muchísimo! El furor [6], la rabia y la ira del demonio pueden ser enormes. Esta leyenda está representada perfectamente en los cuadros de Tullio. Pero... ¿Sabéis de que os estoy hablando exactamente? Os lo cuento despacio. Mirad, en el corazón del Gotthardo, en el Reduit que está al lado del Museo del Sasso, se encuentra una obra en piedra de 4 metros y medio de alto y 7 metros de largo. Hay 10 puertas de diferentes tamaños. Cada puerta de piedra tiene dibujos y se abren automáticamente; es como un libro gigante de piedra que al son [7] de la música, también compuesta por Tullio, se va abriendo automáticamente. En el corazón del libro está Helvetia, una figura de metro y medio. Yo entré en el Reduit, hacía mucho frío, entonces pasamos a una cueva enorme. Allí nos sentamos delante de la piedra y empezó el espectáculo de pinturas, luces y música. Ese libro gigante de piedra te cuenta del sufrimiento del hombre, de su trabajo, te habla de cabras y demonios... Impresionante, asusta [8], emociona. Hace frío. El espíritu de las leyendas está en el aire. La máquina no funcionó los primeros días. Tullio se preguntó por qué, ese lugar tiene una energía especial. Cabras, demonios, trabajo, ansia [9], rabia, odio... Y ahora.... ahora ha llegado la nieve, es el primer invierno para la obra. Tullio la tapa, pero abre las puertas para que Helvetia respire. Los altavoces para la música se sacan, y allí, en esa cueva fría, queda la obra, sola, la puerta del Reduit quedará tapada [10] por la nieve. ¿Funcionará la máquina después del invierno? Tullio no lo sabe, ni él, ni su equipo. La máquina tiene unas dimensiones tan grandes que no se puede guardar en otro lado. La toca hibernar y pasar frío, se queda ahí, sola, sin espectadores. Tullio se va, con miedo. Se va y se despide de su Bildmaschine. ¿Funcionará en primavera?

***

Ticino es una maravilla tanto en verano como en invierno, en primavera y en otoño. ¿Se puede uno enamorar de una región? Yo creo que sí. Yo me he enamorado del Ticino. Cuando no me encuentren por aquí, que me busquen por el lago Maggiore o en la cima [11] del monte Tamaro. El caminar por allí es volver a casa, es sentir que la región es una parte de ti y que tú perteneces a esa región. Sí, allí me siento en casa. Por eso, me fui unos días al cantón italiano. Después de ver la Bildmaschine continué mi camino al Ticino y me alojé [12] cinco días en un Airbnb. Reto tiene una casa entre palmeras con vista al lago Maggiore. Todo lo ha hecho él con maderas del bosque, el camino hasta su casa y la terraza, las camas y las estanterías. Su forma de vida es pura y auténtica, envidiable [13]. Reto no tiene estrés, vive y deja vivir, cada día es una fiesta. Esta filosofía de vida la comparte Kate, una chica colombiana que lleva en Gordola desde junio. Esos días en el Ticino me ayudaron a desconectar del mundo y a ver que, realmente, hay gente que vive de otra forma. Yo quiero ser así, quiero quitar peso a los problemas, vivir el hoy en toda su intensidad. ¿Es tan difícil? Kate es un ejemplo de valentía [14]. Uno puede dejar todo y viajar, puede elegir. Esta chica colombiana es feliz por naturaleza. Su risa es contagiosa [15] y abierta. Allí hablamos de todo asando castañas en la chimenea. Kate me cuenta que lo que más le sorprende del Ticino es el calor del verano y los colores del otoño. Estas cosas que para nosotros son normales, para ella son novedad, ¿y sabéis por qué? Pues porque viene de Bogotá, de una ciudad a 2.600 metros sobre el nivel del mar. Es la segunda capital más alta de Sudamérica, la primera es Quito. Y allí no hay estaciones... No, allí las temperaturas se mueven entre los 18 y los 23 grados. Solo se conoce la época de lluvia y la seca. Yo no he visto nunca a nadie disfrutar tanto cogiendo castañas y admirando los colores como Kate. Y es que... sí, amigos, lo que tenemos aquí es un regalo para los ojos, del verde al amarillo, rojo, ocre y marrón. Los colores y su mezcla son un cuadro impresionista que se extiende [16] por los caminos involuntariamente [17], como una alfombra. Kate nunca ha visto la nieve. Esta será su siguiente sorpresa. Y mientras asamos las castañas que hemos cogido por la tarde, Kate me habla de Bogotá; pero también de la selva y la sabana colombiana. Me hace viajar con ella por su país y luego por Ecuador. Hay conversaciones que junto al fuego, con una buena botella de vino tinto y comiendo castañas, son más intensas. Momentos inolvidables.

***

Queridos amigos, os espero el 23 de noviembre aquí en nuestra nuevísima página web podclub.ch o via app. Entonces volveré a tener a una invitada en el estudio, a una mujer asturiana que nos hablará de la magia de su tierra. Asturias es una región muy bonita al norte de España. Mientras tanto, podéis ver fotos en Instagram y aprender las palabras nuevas con la función de vocabulario. Cuidaros y que os vaya muy bien.

Glossaire: A mi aire [1] rabia: ira, odio

[2] (la) pista: señal que nos ayuda a adivinar algo

[3] estar dispuesto: estar preparado

[4] alcanzar: conseguir

[5] (el) pacto: acuerdo

[6] furor: cólera, rabia, ira, enfado

[7] al son: con la música, con la melodía

[8] asustar: dar miedo

[9] ansia: ansiedad, angustia, preocupación

[10] quedar tapado: permanecer cubierto, estár cerrado

[11] (la) cima: la cumbre, lo alto de una montaña

[12] alojarse: dormir, pasar la noche, albergar

[13] envidiable: que da envidia, que produce celos

[14] valentía: valor, coraje, atrevimiento, determinación

[15] contagioso: que se pega; si uno se ríe, el otro también

[16] extender: estirar, desplegar; que se pone en todo el ancho y largo del camino

[17] involuntariamente: sin querer, automáticamente, naturalmente



Want to learn a language?


Learn from this text and thousands like it on LingQ.

  • A vast library of audio lessons, all with matching text
  • Revolutionary learning tools
  • A global, interactive learning community.

Language learning online @ LingQ

Hola amigos, bienvenidos a esta nueva emisión de “A mi aire”. Es 9 de noviembre y hoy os quiero hablar de la máquina de cuadros que ha hecho un amigo mío. Es que en octubre, en esos días tan maravillosos que tuvimos de otoño, hice una excursión al paso del Gotthardo y fui a ver una máquina de cuadros que se encuentra en el Museo del Sasso. Algo... muy especial. Y como al otro lado estaba Ticino, pues continué mi viaje y estuve unos días en ese cantón. Allí conocí a una chica colombiana majísima y ¿sabéis qué es lo que más le sorprende del Ticino? Os lo cuento en la segunda parte de este podcast.

***

Érase una vez un paso alto de montaña, un pueblo que tenía dificultad para ir de un sitio a otro, un diablo y un puente, una cabra y mucha rabia [1]. ¿En qué leyenda suiza metemos todos estos ingredientes? El paso es el del Gotthardo, ¿más pistas [2]? Seguro que ya sabéis de qué leyenda os hablo, ¿no? Os hablo de la leyenda de Teufelsbrücke, el puente del diablo. Es una leyenda que me contaron cuando llegué a Suiza, pero la primera vez que he visto este puente ha sido hace unas semanas. Es que Tullio Zanovello ha pintado esta leyenda en piedra, y otra leyenda más también en piedra y ha representado a Helvetia en el corazón de la piedra. Ha hecho una obra monumental, una máquina de cuadros, una Bildmaschine. La idea es: ¿cuánto está dispuesto [3] el hombre a pagar para alcanzar [4] sus objetivos? Según la leyenda del puente del diablo, los hombres de Uri estaban dispuestos a dar su alma al diablo a cambio de un puente que les uniera con Italia. Y por eso hicieron un pacto [5] con el demonio. Un puente a cambio de la primera alma que pasara por encima. La leyenda cuenta que los hombres hicieron pasar a una cabra por el puente. Sí, esa fue el alma que el diablo debía de coger para él. Y el diablo, uy uy uy, ¡se enfadó muchísimo! El furor [6], la rabia y la ira del demonio pueden ser enormes. Esta leyenda está representada perfectamente en los cuadros de Tullio. Pero... ¿Sabéis de que os estoy hablando exactamente? Os lo cuento despacio. Mirad, en el corazón del Gotthardo, en el Reduit que está al lado del Museo del Sasso, se encuentra una obra en piedra de 4 metros y medio de alto y 7 metros de largo. Hay 10 puertas de diferentes tamaños. Cada puerta de piedra tiene dibujos y se abren automáticamente; es como un libro gigante de piedra que al son [7] de la música, también compuesta por Tullio, se va abriendo automáticamente. En el corazón del libro está Helvetia, una figura de metro y medio. Yo entré en el Reduit, hacía mucho frío, entonces pasamos a una cueva enorme. Allí nos sentamos delante de la piedra y empezó el espectáculo de pinturas, luces y música. Ese libro gigante de piedra te cuenta del sufrimiento del hombre, de su trabajo, te habla de cabras y demonios... Impresionante, asusta [8], emociona. Hace frío. El espíritu de las leyendas está en el aire. La máquina no funcionó los primeros días. Tullio se preguntó por qué, ese lugar tiene una energía especial. Cabras, demonios, trabajo, ansia [9], rabia, odio... Y ahora.... ahora ha llegado la nieve, es el primer invierno para la obra. Tullio la tapa, pero abre las puertas para que Helvetia respire. Los altavoces para la música se sacan, y allí, en esa cueva fría, queda la obra, sola, la puerta del Reduit quedará tapada [10] por la nieve. ¿Funcionará la máquina después del invierno? Tullio no lo sabe, ni él, ni su equipo. La máquina tiene unas dimensiones tan grandes que no se puede guardar en otro lado. La toca hibernar y pasar frío, se queda ahí, sola, sin espectadores. Tullio se va, con miedo. Se va y se despide de su Bildmaschine. ¿Funcionará en primavera?

***

Ticino es una maravilla tanto en verano como en invierno, en primavera y en otoño. ¿Se puede uno enamorar de una región? Yo creo que sí. Yo me he enamorado del Ticino. Cuando no me encuentren por aquí, que me busquen por el lago Maggiore o en la cima [11] del monte Tamaro. El caminar por allí es volver a casa, es sentir que la región es una parte de ti y que tú perteneces a esa región. Sí, allí me siento en casa. Por eso, me fui unos días al cantón italiano. Después de ver la Bildmaschine continué mi camino al Ticino y me alojé [12] cinco días en un Airbnb. Reto tiene una casa entre palmeras con vista al lago Maggiore. Todo lo ha hecho él con maderas del bosque, el camino hasta su casa y la terraza, las camas y las estanterías. Su forma de vida es pura y auténtica, envidiable [13]. Reto no tiene estrés, vive y deja vivir, cada día es una fiesta. Esta filosofía de vida la comparte Kate, una chica colombiana que lleva en Gordola desde junio. Esos días en el Ticino me ayudaron a desconectar del mundo y a ver que, realmente, hay gente que vive de otra forma. Yo quiero ser así, quiero quitar peso a los problemas, vivir el hoy en toda su intensidad. ¿Es tan difícil? Kate es un ejemplo de valentía [14]. Uno puede dejar todo y viajar, puede elegir. Esta chica colombiana es feliz por naturaleza. Su risa es contagiosa [15] y abierta. Allí hablamos de todo asando castañas en la chimenea. Kate me cuenta que lo que más le sorprende del Ticino es el calor del verano y los colores del otoño. Estas cosas que para nosotros son normales, para ella son novedad, ¿y sabéis por qué? Pues porque viene de Bogotá, de una ciudad a 2.600 metros sobre el nivel del mar. Es la segunda capital más alta de Sudamérica, la primera es Quito. Y allí no hay estaciones... No, allí las temperaturas se mueven entre los 18 y los 23 grados. Solo se conoce la época de lluvia y la seca. Yo no he visto nunca a nadie disfrutar tanto cogiendo castañas y admirando los colores como Kate. Y es que... sí, amigos, lo que tenemos aquí es un regalo para los ojos, del verde al amarillo, rojo, ocre y marrón. Los colores y su mezcla son un cuadro impresionista que se extiende [16] por los caminos involuntariamente [17], como una alfombra. Kate nunca ha visto la nieve. Esta será su siguiente sorpresa. Y mientras asamos las castañas que hemos cogido por la tarde, Kate me habla de Bogotá; pero también de la selva y la sabana colombiana. Me hace viajar con ella por su país y luego por Ecuador. Hay conversaciones que junto al fuego, con una buena botella de vino tinto y comiendo castañas, son más intensas. Momentos inolvidables.

***

Queridos amigos, os espero el 23 de noviembre aquí en nuestra nuevísima página web podclub.ch o via app. Entonces volveré a tener a una invitada en el estudio, a una mujer asturiana que nos hablará de la magia de su tierra. Asturias es una región muy bonita al norte de España. Mientras tanto, podéis ver fotos en Instagram y aprender las palabras nuevas con la función de vocabulario. Cuidaros y que os vaya muy bien.

Glossaire: A mi aire [1] rabia: ira, odio

[2] (la) pista: señal que nos ayuda a adivinar algo

[3] estar dispuesto: estar preparado

[4] alcanzar: conseguir

[5] (el) pacto: acuerdo

[6] furor: cólera, rabia, ira, enfado

[7] al son: con la música, con la melodía

[8] asustar: dar miedo

[9] ansia: ansiedad, angustia, preocupación

[10] quedar tapado: permanecer cubierto, estár cerrado

[11] (la) cima: la cumbre, lo alto de una montaña

[12] alojarse: dormir, pasar la noche, albergar

[13] envidiable: que da envidia, que produce celos

[14] valentía: valor, coraje, atrevimiento, determinación

[15] contagioso: que se pega; si uno se ríe, el otro también

[16] extender: estirar, desplegar; que se pone en todo el ancho y largo del camino

[17] involuntariamente: sin querer, automáticamente, naturalmente


×

We use cookies to help make LingQ better. By visiting the site, you agree to our cookie policy.