image

7 Leyes de Español Automático, LEY 3 Descubre el secreto de los campeones

LEY 3 Descubre el secreto de los campeones

Bienvenidos a la tercera ley para hablar español como un nativo. Esta ley es también muy sencilla. En realidad, todas las 7 leyes son sencillas, pero cuando las usas todas juntas obtienes resultados fantásticos. La ley 3 te indica REPETIR para aprender profundamente, para aprender para siempre. ¿Qué quiero decir con esto? Bueno, básicamente que el aprendizaje profundo se obtiene repitiendo muchas veces el material que se estudia. La repetición es importante para llegar a dominar una habilidad, para alcanzar el grado de excelencia, el grado

de maestría. Es un concepto utilizado en muchos campos: en los deportes, en las ciencias, en la música, en la pintura y en las artes en general… Por ejemplo, los deportistas de alto rendimiento han llegado a ser los mejores, han llegado a dominar por completo su deporte repitiendo las mismas acciones muchas veces hasta llegar a dominarlas por completo. Y así, por ejemplo, Michael Jordan pasó horas y horas practicando el tiro libre. Repetía los tiros todos los días, hasta convertirse en un experto. Incluso cuando ya era el mejor de la NBA, seguía entrenando cada día, repitiendo los mismos movimientos para dominarlos por completo y seguir mejorando su nivel. En mi opinión, Michael Jordan es el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos; y lo logró gracias a la repetición. Lo mismo se puede decir sobre los músicos que practican todos los días hasta dominar a la perfección su instrumento. También es cierto para los artistas, pintores o escultores que practican los mismos movimientos hasta dominarlos por completo. Y cada día mejoran su técnica y los resultados que obtienen. Así que, como puedes ver, para cualquier habilidad que desees adquirir o que ya tengas, pero que quieras desarrollarla aún más, la repetición es la clave. Si la repetición es la clave para mejorar en los deportes, en las artes y en otras disciplinas, también es esencial para aprender español. Por supuesto, la ley de la repetición tampoco se aplica en las escuelas porque a los profesores de las escuelas se les obliga cumplir con un programa establecido. Así que la presión es ir rápido, de tema en tema. Rápido. Los profesores presionan a los alumnos a aprender más vocabulario, más reglas gramaticales, más tests a resolver… Cada semana se avanza al tema siguiente sin dejar tiempo suficiente para que el material aprendido se asiente en las cabezas de los jóvenes. Cada semana un tema nuevo, cada semana vocabulario nuevo, cada semana gramática nueva, ¿verdad? Así está diseñado el sistema tradicional (por lo menos aquí en España), así son los libros de texto. Un libro de texto por año,

así que ¡hay que terminarlo! No me extraña que haya tanto fracaso escolar y que haya tan pocos alumnos que aprendan realmente a comunicar en español. ¿Cuál es el problema aquí? El problema es que los alumnos aprenden un montón de material de manera superficial, del que se olvidan por completo una vez que han pasado el examen. O que se acuerdan de una idea básica, pero son incapaces de aplicarla en la comunicación de verdad. Conozco alumnos que han pasado los exámenes con notas altísimas, pero a la hora de hablar se equivocan una y otra vez con las formas de los verbos, o utilizan las preposiciones o el subjuntivo completamente mal… Simplemente no han tenido tiempo de que el idioma que aprenden

se asiente en su cabeza, no han tenido oportunidad de automatizar al español. No han aprendido español de manera profunda, como un nativo. Por eso todavía cometen esos errores. Nunca lo han llegado a dominar, nunca lo lograron automatizar. Así que te recomendamos que desaceleres, que vayas más despacio, que repitas todo una y otra vez. Por ejemplo, a cada persona que compra nuestro curso le recomiendo que siga con el mismo tema, con el mismo grupo de lecciones, todos los días durante al menos 2 semanas. Eso es: el mismo tema durante dos semanas. Si alguien necesita seguir escuchando el mismo tema 3 o 4 semanas, ¡que lo haga! ¡Que no vaya al siguiente tema! ¡Esto no es una carrera! Nuestro objetivo es aprender profundamente, así que hay que repetir. Sólo así aprenderás para siempre y podrás usar el español automáticamente en cualquier conversación. Un estudio de Harvard ha revelado que para aprender una palabra nueva, la tienes que escuchar de 15 a 20 veces. Tienes que escuchar una nueva expresión 20 veces para poder asimilarla, interiorizarla. ¿Qué significa aquí interiorizarla? Significa entender el significado de la palabra y saber utilizarla correctamente. Conocer su significado y saber utilizarla. El método de 7 leyes para aprender español de forma natural y automática está diseñado para que aprendas vocabulario y estructuras gramaticales conociendo su significado y sabiendo cómo utilizarlos correctamente. Si quieres pasar del estado de comprensión al estado de expresión, si deseas comunicarte con fluidez y sin esfuerzo en español, es necesario que el vocabulario y la gramática estén grabados en tu memoria. No es suficiente conocer el significado de las palabras; es necesario tenerlas asimiladas de tal manera que sean naturales para ti. Tenerlas grabadas de tal manera que salgan de manera natural en la conversación. Para ello necesitas entender el significado de las palabras y saber usarlas en el contexto (lo que se llama “colocación”). Para llegar a este grado de conocimiento necesitas estar expuesto a la nueva palabra unas 20 veces. Tiene sentido, ¿verdad? Es lógico cuando se dice que tu cerebro necesita escuchar muchas veces español, oír lo mismo varias veces, para tenerlo grabado en la memoria. Por supuesto, la cifra “veinte” es una media que demuestran los estudios. Esta cifra depende de tu interés por el español, de tu imaginación y de otros aspectos de tu memoria de los que hablaremos los próximos días. ¡La buena noticia es que podemos entrenar nuestra memoria y divertirnos con ello muchísimo! Ahora bien, repetir la misma palabra 20 veces conlleva consigo dos problemas importantes para todos los estudiantes de castellano: 1. resulta aburrido repetir la misma palabra tantas veces;

2\. repetir la misma palabra 20 veces lleva bastante tiempo. En cuanto al primer problema, te entiendo perfectamente. Repetir 20 veces el mismo material puede resultar aburrido, pesado y tedioso. Te entiendo perfectamente; lo mismo me pasaba cuando estudiaba con los libros de inglés en la escuela porque contenían unos textos muy raros y los diálogos resultaban artificiales, forzados y falsos. No parecían conversaciones reales. Resulta aburrido estudiar frases artificiales que ningún español nativo utiliza en su día a día; diálogos que están inventados y que no tienen nada que ver con cómo hablan los españoles de verdad. Efectivamente, si intentas escuchar textos tan artificiales como los de los libros de texto, entonces no me extraña que te resulte aburrido y muy pesado. ¡Es imposible escucharlo 20 veces! Por eso es tan importante escoger bien los materiales: es importante elegir textos reales, auténticos expresados con el idioma castellano auténtico que hablan los españoles a diario. Otro aspecto importante es que los textos tienen que ser interesantes para ti. Si los textos no captan tu atención, si no te atraen los temas, si no despiertan tu interés, no podrás escucharlo 20 veces porque te aburrirán. Entonces busca materiales auténticos en castellano de los temas que sean interesantes para ti. De temas que capten tu atención. Entonces escucharlo varias veces resultará atractivo y fácil para ti.

Así que el contenido también es importante, y es clave para mí para aprender inglés, francés y otros idiomas. Cuando algo te interesa y te gusta, como por arte de magia eres capaz de escucharlo varias veces. Realmente el poder de esta ley es enorme. El poder de la repetición te permite aprender vocabulario y gramática inconscientemente, automáticamente. Sí, la gramática también la puedes asimilar sin esfuerzo repitiendo el mismo audio varias veces. Imagínate que en uno de mis podcasts escuchas esta frase:  “Juan habría ido a la playa si hubiera hecho sol”. Escuchas esta frase varias veces, entiendes su significado, pero no prestas demasiada atención a la gramática.

Simplemente disfrutas escuchando el audio. Interiorizas todo en tu mente, lo grabas todo en tu cerebro de tal manera que cuando quieras hablar, la estructura gramatical correcta simplemente te viene a la lengua: “si hubiera hecho bueno, habría salido… si hubiera hecho buen tiempo, habría ido de excursión… si hubiera hecho sol, habría ido a la playa…si hubiera llovido, me habría quedado en casa”. Hablar correctamente será automático para ti. Lo harás sin esfuerzo, sin pensarlo, porque tu cerebro estará bien entrenado. Si tu cerebro escucha una expresión correcta 20 veces, entonces la automatiza y te permite volver a utilizarla cuando la necesites. Así que gracias a la repetición no sólo puedes interiorizar vocabulario nuevo, sino también las conjugaciones, el orden correcto de las palabras, los tiempos verbales, las preposiciones y otras estructuras gramaticales. Es el secreto para aprender a hablar español sin esfuerzo. Si sigues la ley 1 y 2, no puedes fallar. Siguiendo el método de Español Automático pasarás del estado de entender español al estado de hablarlo con facilidad. Evidentemente, se necesita algo de tiempo para lograrlo, pero ¡es posible! Aquí llegamos al segundo problema que mencioné antes: el tiempo. ¿Cuánto tiempo necesitarás para hablar español con soltura? No te puedo dar una respuesta inequívoca a esta pregunta porque dependerá de cada uno de vosotros: de las bases de castellano que tengas, del tiempo que dediques a escuchar los audios, de tu motivación, de tu nivel actual... Por desgracia, no puedo prometer que este proceso vaya a durar una semana o un mes… Voy a ser sincera contigo: no te prometo milagros y no te voy a vender humo, no te voy a engañar: seguro que necesitarás más de un mes. Sin embargo, te puedo garantizar que si sigues las 7 leyes de Español Automático, tendrás éxito. Y lo digo por mi propia experiencia. Tendrás que trabajar, eso está claro. Tendrás que entrenar como Michael Jordan, tendrás que invertir tiempo en escuchar los audios muchas veces. Te divertirás con ello porque trato de escoger temas que sean interesantes.

Pero el trabajo de repetición es tuyo. Yo no puedo hacerlo por ti. Sólo tú puedes escuchar los audios, repetir, repetir… Sin embargo, si sigues las 7 leyes, llegarás a tener un buen nivel de fluidez en español en pocos meses. Lo que te propongo es empezar hoy. Si confías en Español Automático, te propongo que escuches este audio 5 veces, o si estás viendo el video te propongo verlo 5 veces, antes de que sigas con la siguiente ley, la ley 4. Así que nunca descuides esta ley básica: repetir lo que escuchas muchas veces, tal como lo hacen los nativos. Así desarrollarás la capacidad de hablar español con fluidez como un nativo, ¿de acuerdo? Incluso si entiendes ya todo el vocabulario. Sigue escuchando el audio. Porque entender el vocabulario significa que forma ya parte de tu vocabulario pasivo (que lo entiendes), ¿pero forma parte también de tu vocabulario activo? (vocabulario activo = que usas en tu comunicación habitual). ¿Puedes usarlo en tu comunicación automáticamente, rápido y sin pensar? Si la respuesta es no, entonces tienes que repetir más veces, escuchar el mismo audio más veces, una y otra vez. Muchas veces. Repetición es la clave secreta para hablar más rápido, de dominar la gramática hablada y de poder usarla correctamente.

Esto ha sido todo por hoy. Mañana nos veremos para buscar soluciones para el problema de la falta de tiempo. De esto tratará la ley 3. Sé que estás muy ocupado y que no tienes tiempo para nada. Sin embargo, necesitas tiempo para aprender a hablar español. Pues ¡mañana haremos magia! y multiplicaremos tu tiempo para que puedas estudiar español durante una hora cada día. Te deseo que pases muy buen día y ¡hasta mañana! Karo y Mauro



Want to learn a language?


Learn from this text and thousands like it on LingQ.

  • A vast library of audio lessons, all with matching text
  • Revolutionary learning tools
  • A global, interactive learning community.

Online učení se jazyků @ LingQ

LEY 3 Descubre el secreto de los campeones

Bienvenidos a la tercera ley para hablar español como un nativo. Esta ley es también muy sencilla. En realidad, todas las 7 leyes son sencillas, pero cuando las usas todas juntas obtienes resultados fantásticos. La ley 3 te indica REPETIR para aprender profundamente, para aprender para siempre. ¿Qué quiero decir con esto? Bueno, básicamente que el aprendizaje profundo se obtiene repitiendo muchas veces el material que se estudia. La repetición es importante para llegar a dominar una habilidad, para alcanzar el grado de excelencia, el grado

de maestría. Es un concepto utilizado en muchos campos: en los deportes, en las ciencias, en la música, en la pintura y en las artes en general… Por ejemplo, los deportistas de alto rendimiento han llegado a ser los mejores, han llegado a dominar por completo su deporte repitiendo las mismas acciones muchas veces hasta llegar a dominarlas por completo. Y así, por ejemplo, Michael Jordan pasó horas y horas practicando el tiro libre. Repetía los tiros todos los días, hasta convertirse en un experto. Incluso cuando ya era el mejor de la NBA, seguía entrenando cada día, repitiendo los mismos movimientos para dominarlos por completo y seguir mejorando su nivel. En mi opinión, Michael Jordan es el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos; y lo logró gracias a la repetición. Lo mismo se puede decir sobre los músicos que practican todos los días hasta dominar a la perfección su instrumento. También es cierto para los artistas, pintores o escultores que practican los mismos movimientos hasta dominarlos por completo. Y cada día mejoran su técnica y los resultados que obtienen. Así que, como puedes ver, para cualquier habilidad que desees adquirir o que ya tengas, pero que quieras desarrollarla aún más, la repetición es la clave. Si la repetición es la clave para mejorar en los deportes, en las artes y en otras disciplinas, también es esencial para aprender español. Por supuesto, la ley de la repetición tampoco se aplica en las escuelas porque a los profesores de las escuelas se les obliga cumplir con un programa establecido. Así que la presión es ir rápido, de tema en tema. Rápido. Los profesores presionan a los alumnos a aprender más vocabulario, más reglas gramaticales, más tests a resolver… Cada semana se avanza al tema siguiente sin dejar tiempo suficiente para que el material aprendido se asiente en las cabezas de los jóvenes. Cada semana un tema nuevo, cada semana vocabulario nuevo, cada semana gramática nueva, ¿verdad? Así está diseñado el sistema tradicional (por lo menos aquí en España), así son los libros de texto. Un libro de texto por año,

así que ¡hay que terminarlo! No me extraña que haya tanto fracaso escolar y que haya tan pocos alumnos que aprendan realmente a comunicar en español. ¿Cuál es el problema aquí? El problema es que los alumnos aprenden un montón de material de manera superficial, del que se olvidan por completo una vez que han pasado el examen. O que se acuerdan de una idea básica, pero son incapaces de aplicarla en la comunicación de verdad. Conozco alumnos que han pasado los exámenes con notas altísimas, pero a la hora de hablar se equivocan una y otra vez con las formas de los verbos, o utilizan las preposiciones o el subjuntivo completamente mal… Simplemente no han tenido tiempo de que el idioma que aprenden

se asiente en su cabeza, no han tenido oportunidad de automatizar al español. No han aprendido español de manera profunda, como un nativo. Por eso todavía cometen esos errores. Nunca lo han llegado a dominar, nunca lo lograron automatizar. Así que te recomendamos que desaceleres, que vayas más despacio, que repitas todo una y otra vez. Por ejemplo, a cada persona que compra nuestro curso le recomiendo que siga con el mismo tema, con el mismo grupo de lecciones, todos los días durante al menos 2 semanas. Eso es: el mismo tema durante dos semanas. Si alguien necesita seguir escuchando el mismo tema 3 o 4 semanas, ¡que lo haga! ¡Que no vaya al siguiente tema! ¡Esto no es una carrera! Nuestro objetivo es aprender profundamente, así que hay que repetir. Sólo así aprenderás para siempre y podrás usar el español automáticamente en cualquier conversación. Un estudio de Harvard ha revelado que para aprender una palabra nueva, la tienes que escuchar de 15 a 20 veces. Tienes que escuchar una nueva expresión 20 veces para poder asimilarla, interiorizarla. ¿Qué significa aquí interiorizarla? Significa entender el significado de la palabra y saber utilizarla correctamente. Conocer su significado y saber utilizarla. El método de 7 leyes para aprender español de forma natural y automática está diseñado para que aprendas vocabulario y estructuras gramaticales conociendo su significado y sabiendo cómo utilizarlos correctamente. Si quieres pasar del estado de comprensión al estado de expresión, si deseas comunicarte con fluidez y sin esfuerzo en español, es necesario que el vocabulario y la gramática estén grabados en tu memoria. No es suficiente conocer el significado de las palabras; es necesario tenerlas asimiladas de tal manera que sean naturales para ti. Tenerlas grabadas de tal manera que salgan de manera natural en la conversación. Para ello necesitas entender el significado de las palabras y saber usarlas en el contexto (lo que se llama “colocación”). Para llegar a este grado de conocimiento necesitas estar expuesto a la nueva palabra unas 20 veces. Tiene sentido, ¿verdad? Es lógico cuando se dice que tu cerebro necesita escuchar muchas veces español, oír lo mismo varias veces, para tenerlo grabado en la memoria. Por supuesto, la cifra “veinte” es una media que demuestran los estudios. Esta cifra depende de tu interés por el español, de tu imaginación y de otros aspectos de tu memoria de los que hablaremos los próximos días. ¡La buena noticia es que podemos entrenar nuestra memoria y divertirnos con ello muchísimo! Ahora bien, repetir la misma palabra 20 veces conlleva consigo dos problemas importantes para todos los estudiantes de castellano: 1. resulta aburrido repetir la misma palabra tantas veces;

2\. repetir la misma palabra 20 veces lleva bastante tiempo. En cuanto al primer problema, te entiendo perfectamente. Repetir 20 veces el mismo material puede resultar aburrido, pesado y tedioso. Te entiendo perfectamente; lo mismo me pasaba cuando estudiaba con los libros de inglés en la escuela porque contenían unos textos muy raros y los diálogos resultaban artificiales, forzados y falsos. No parecían conversaciones reales. Resulta aburrido estudiar frases artificiales que ningún español nativo utiliza en su día a día; diálogos que están inventados y que no tienen nada que ver con cómo hablan los españoles de verdad. Efectivamente, si intentas escuchar textos tan artificiales como los de los libros de texto, entonces no me extraña que te resulte aburrido y muy pesado. ¡Es imposible escucharlo 20 veces! Por eso es tan importante escoger bien los materiales: es importante elegir textos reales, auténticos expresados con el idioma castellano auténtico que hablan los españoles a diario. Otro aspecto importante es que los textos tienen que ser interesantes para ti. Si los textos no captan tu atención, si no te atraen los temas, si no despiertan tu interés, no podrás escucharlo 20 veces porque te aburrirán. Entonces busca materiales auténticos en castellano de los temas que sean interesantes para ti. De temas que capten tu atención. Entonces escucharlo varias veces resultará atractivo y fácil para ti.

Así que el contenido también es importante, y es clave para mí para aprender inglés, francés y otros idiomas. Cuando algo te interesa y te gusta, como por arte de magia eres capaz de escucharlo varias veces. Realmente el poder de esta ley es enorme. El poder de la repetición te permite aprender vocabulario y gramática inconscientemente, automáticamente. Sí, la gramática también la puedes asimilar sin esfuerzo repitiendo el mismo audio varias veces. Imagínate que en uno de mis podcasts escuchas esta frase:  “Juan habría ido a la playa si hubiera hecho sol”. Escuchas esta frase varias veces, entiendes su significado, pero no prestas demasiada atención a la gramática.

Simplemente disfrutas escuchando el audio. Interiorizas todo en tu mente, lo grabas todo en tu cerebro de tal manera que cuando quieras hablar, la estructura gramatical correcta simplemente te viene a la lengua: “si hubiera hecho bueno, habría salido… si hubiera hecho buen tiempo, habría ido de excursión… si hubiera hecho sol, habría ido a la playa…si hubiera llovido, me habría quedado en casa”. Hablar correctamente será automático para ti. Lo harás sin esfuerzo, sin pensarlo, porque tu cerebro estará bien entrenado. Si tu cerebro escucha una expresión correcta 20 veces, entonces la automatiza y te permite volver a utilizarla cuando la necesites. Así que gracias a la repetición no sólo puedes interiorizar vocabulario nuevo, sino también las conjugaciones, el orden correcto de las palabras, los tiempos verbales, las preposiciones y otras estructuras gramaticales. Es el secreto para aprender a hablar español sin esfuerzo. Si sigues la ley 1 y 2, no puedes fallar. Siguiendo el método de Español Automático pasarás del estado de entender español al estado de hablarlo con facilidad. Evidentemente, se necesita algo de tiempo para lograrlo, pero ¡es posible! Aquí llegamos al segundo problema que mencioné antes: el tiempo. ¿Cuánto tiempo necesitarás para hablar español con soltura? No te puedo dar una respuesta inequívoca a esta pregunta porque dependerá de cada uno de vosotros: de las bases de castellano que tengas, del tiempo que dediques a escuchar los audios, de tu motivación, de tu nivel actual... Por desgracia, no puedo prometer que este proceso vaya a durar una semana o un mes… Voy a ser sincera contigo: no te prometo milagros y no te voy a vender humo, no te voy a engañar: seguro que necesitarás más de un mes. Sin embargo, te puedo garantizar que si sigues las 7 leyes de Español Automático, tendrás éxito. Y lo digo por mi propia experiencia. Tendrás que trabajar, eso está claro. Tendrás que entrenar como Michael Jordan, tendrás que invertir tiempo en escuchar los audios muchas veces. Te divertirás con ello porque trato de escoger temas que sean interesantes.

Pero el trabajo de repetición es tuyo. Yo no puedo hacerlo por ti. Sólo tú puedes escuchar los audios, repetir, repetir… Sin embargo, si sigues las 7 leyes, llegarás a tener un buen nivel de fluidez en español en pocos meses. Lo que te propongo es empezar hoy. Si confías en Español Automático, te propongo que escuches este audio 5 veces, o si estás viendo el video te propongo verlo 5 veces, antes de que sigas con la siguiente ley, la ley 4. Así que nunca descuides esta ley básica: repetir lo que escuchas muchas veces, tal como lo hacen los nativos. Así desarrollarás la capacidad de hablar español con fluidez como un nativo, ¿de acuerdo? Incluso si entiendes ya todo el vocabulario. Sigue escuchando el audio. Porque entender el vocabulario significa que forma ya parte de tu vocabulario pasivo (que lo entiendes), ¿pero forma parte también de tu vocabulario activo? (vocabulario activo = que usas en tu comunicación habitual). ¿Puedes usarlo en tu comunicación automáticamente, rápido y sin pensar? Si la respuesta es no, entonces tienes que repetir más veces, escuchar el mismo audio más veces, una y otra vez. Muchas veces. Repetición es la clave secreta para hablar más rápido, de dominar la gramática hablada y de poder usarla correctamente.

Esto ha sido todo por hoy. Mañana nos veremos para buscar soluciones para el problema de la falta de tiempo. De esto tratará la ley 3. Sé que estás muy ocupado y que no tienes tiempo para nada. Sin embargo, necesitas tiempo para aprender a hablar español. Pues ¡mañana haremos magia! y multiplicaremos tu tiempo para que puedas estudiar español durante una hora cada día. Te deseo que pases muy buen día y ¡hasta mañana! Karo y Mauro


×

We use cookies to help make LingQ better. By visiting the site, you agree to our cookie policy.