image

Fantasmas en la escalera (nuevo), Fantasmas en la escalera (nuevo) (4)

Al principio no entiende nada, pero luego ve que es un plano de la entrada: el portal, la escalera, el cuartito de los contadores… ¿Qué es esto? ¡Qué raro! En color rojo está señalada una zona. −A ver… Esta parte roja, ¿qué es? −Pepa piensa en voz alta−. Esto es la puerta, esto el cuarto de los contadores, esto la escalera y… ¡Entonces esto es el ascensor, el hueco del ascensor! ¿Por qué les interesa el ascensor? ¿Qué hay en un viejo ascensor de una vieja casa? «Tengo que llamar a Ariel y explicarle esto», piensa Pepa. «¿O es que

busco una excusa para verlo?», se pregunta después. Finalmente decide ir a trabajar un rato. Un taxista que se queda en casa no gana un duro 67 . Y Pepa quiere irse al Caribe en enero. Va a buscar el coche a la Plaza del Sol. Raúl está durmiendo la siesta en su caseta. Cuando pasa a su lado, Raúl se despierta. −Tía, ¿qué pasa? ¿No saludas o qué? ¿Te vas a currar 68 ? Pepa no tiene muchas ganas de hablar con él. −Sí, me voy a currar. Que hoy no he ganado ni un duro. −Pues hasta luego. Pepa sale por las pequeñas calles hasta Gran de Gracia, la calle principal del barrio. Es una calle comercial y siempre suele haber gente que busca taxi. En un par de minutos ya ha puesto el cartel de «ocupado». Es un norteamericano que quiere comer paella. Pepa le propone llevarlo al puerto y cruza Barcelona. En la Barceloneta 69 lo deja en El suquet de l'Almirall, donde hacen los mejores arroces de pescado de Barcelona. No es exactamente paella, pero están buenísimos. Intenta explicarle al norteamericano la diferencia entre una paella y un arroz caldoso 70 , pero al final lo deja. Demasiado difícil. −Ya verá, el arroz aquí está delicioso. El americano le deja una propina fantástica. «Si sigue así el día… A lo mejor puedo invitar a Ariel a tomar un arroz en este restaurante. Una cena romántica, junto al mar…», piensa Pepa. Está claro que le gusta Ariel. Trabaja seis horas y vuelve a casa. Tiene hambre y no ha comido nada en todo el día.

3 de noviembre. 16.00 h. Al entrar en el portal, oye un ruido muy fuerte. La madre de los gemelos, Laura, sale en ese momento. −¿Qué pasa? –le pregunta Pepa. −No sé, chica, en esta escalera, hay mucho ruido últimamente. −Pues sí −responde Pepa pensando en la noche anterior. −Creo que están arreglando el ascensor o algo así. A Pepa algo le huele mal 71 . Están trabajando exactamente en la zona marcada en rojo en el plano. Decide esperar un poco y observar. Se sienta en la escalera, en una parte con poca luz. Si pasa alguien, puede decir que le duele un pie o algo así. A los cinco minutos, llega un hombre con un traje gris. «¡Es uno de los mafiosos de la calle Muntaner!», piensa Pepa al reconocerlo. Se para delante del ascensor. En la puerta hay un cartel: «No funciona». Pero el hombre abre la puerta. El ascensor está entre la planta baja y el entresuelo 72 . −Manolo… –dice el hombre del traje gris. Enseguida saca la cabeza otro hombre. Va vestido de obrero de la construcción, con casco y todo. −¿Qué? ¿Cómo vamos, Manolo? −De momento, nada, señor Martínez. Piedra, piedra y piedra… −Tiene que estar ahí. Recuerda: es una caja metálica no muy grande. Lo dice la carta. Pepa intenta entender lo que dicen: «¿Una caja metálica? ¿Una

carta…? ¿De qué hablan? Una cosa está clara: no están arreglando el ascensor. Esto tiene relación con los fantasmas, con la inmobiliaria… Esta gente busca algo importante. Tengo que llamar a Ariel.» Pepa sale de su rincón en la escalera y, al pasar al lado de Martínez, saluda de forma totalmente natural. −Buenas tardes. El hombre no responde. Parece preocupado. Pepa sale corriendo hacia el párking. Necesita su coche rápido. Esos hombres viajan siempre en taxi y si pasa, casualmente, por la calle Bonavista… En el párking Raúl le pregunta: −Chica, ¿vuelves a salir? −Sí, una urgencia −y sale del párking como un piloto de Fórmula 1. −Niiiiiña, que pareces Fernando Alonso…−dice Raúl, pero Pepa ni lo oye. Por suerte, cuando llega a la calle Bonavista, el hombre sale del número 5. «Este tío es tonto», piensa Pepa. «Lo he llevado tres veces ya y no me conoce.» Naturalmente no dice «buenas tardes». Solo gruñe: −Muntaner, 367. Inmediatamente saca el móvil y hace una llamada. −¿Ariel? «¿Cómo? ¡No puede ser…!», piensa Pepa. «¿Ariel? ¿Ariel está en

esto? No me lo puedo creer… Pero no hay muchos Ariel en España.» Pepa escucha atenta el resto de la conversación. −Sí, ya sé, tienes la carta de tu bisabuela republicana 73 desde el exilio en París… Sí, la he leído tres veces: ¡todas las joyas de la familia tienen que estar debajo del ascensor! Pero, lo siento, chico, no salen. Hay que seguir buscando, pero los vecinos preguntan… Que qué hacemos, que si va a durar mucho el ruido, que por qué picamos… Te llamo luego, ¿vale 74 ? Está claro que Pepa no puede llamar a Ariel para explicarle el misterio de los planos.

Bar de Armando. 3 de noviembre. 19.00 h. −Armando, tienes que ayudarme. Bueno, primero ponme una caña. −¿Qué tenés? −Es largo de explicar. Pepa se lo cuenta todo a Armando: lo del CD con los planos que encontró la señora Montserrat , lo de las obras del ascensor y la conversación que ha oído en el taxi. −Elemental, mi querida Pepa −dice Armando, imitando a Sherlock Holmes. −¿Tú lo entiendes? −Perfectamente. −Pues explícate, tío. −La señora Montserrat me contó muchas veces la historia de su familia. Los Picornell, una familia de industriales de Barcelona. Industriales ricos, pero… ¡republicanos! Un poco antes de terminar la Guerra Civil, con el ejército de Franco a las puertas de Barcelona, los Picornell huyen, pasan la frontera y se refugian en Francia, como otros muchos republicanos. −Y dejan aquí las joyas. −Sí, seguro. −Y las joyas están debajo del ascensor. −Supongo que sí. −Pues hay que encontrarlas. Son de la señora Montserrat. Y Ariel

no quiere esperar para heredarlas. ¿Puedes venir a mi casa esta noche? ¿A las once? −Sí, no te preocupés. Contá conmigo. −Voy a llamar también a Raúl.

Calle Bonavista. 23.00 h. −Pepa, qué bien que nos invitas a cenar… ¿Es tu cumpleaños o algo? −Bueno… Cenar, cenar… Vamos a cenar más tarde. −Pues yo tengo un hambre… Estoy con un bocadillo de atún desde esta mañana… Pepa saca del cuartito de los contadores un casco, un mono de trabajo azul y un pico. Raúl la mira horrorizado. −Pero, tía, ¿qué quieres hacer? A estas horas… Y además, a mí, el trabajo manual… Vamos, que no es lo mío 75 . −¡No, claro! Lo tuyo es la filosofía… −dice Pepa irónicamente−. Pero hoy nos vas a ayudar. Tú eres el más fuerte de los tres, ¿no? Raúl, finalmente, acepta ponerse debajo del ascensor. −Mierda… ¿Y si esto se cae? No sé, me da mal rollo. ¿Y si hay ratas? −Que no, que no, que el ascensor no se cae. Pepa y Armando iluminan con linternas y controlan la entrada. Al cabo de unos minutos, Raúl dice: −Aquí hay una caja, parece una caja muy vieja, de metal… −¡Bingo! −grita Pepa. −Che 76 , entró alguien… −dice Armando−. Apagá la linterna, Pepa.

Es Ariel. Pepa lo reconoce enseguida. Ariel enciende la luz de la escalera. Mira con preocupación a los tres amigos. Especialmente a Raúl, que saca la cabeza del hueco del ascensor. −¿Qué hacéis aquí? −Lo sabes perfectamente. −Mi tía no tiene que saber nada de esto. −Sobre todo, tiene que saberlo la policía. ¿Les vas a explicar también tu juego de fantasmas? Claro, tú puedes entrar y salir de aquí siempre sin problema. ¿Cómo no lo he pensado antes? ¿Y la carta? Es un viejo documento de familia, supongo. Mientras, Armando ha sacado el móvil y está llamando a los Mossos 77 . −Ya vienen para acá. Raúl intenta salir sin éxito del agujero. Tiene en las manos una vieja caja metálica, como las de los bancos. −Tíos, ¿me ayudáis o qué? Ahora ya nos podemos ir a cenar, ¿no? −Sí, hablamos con la poli, les damos la cajita, y os invito a cenar. Un arroz en la Barceloneta. En El suquet del Almirall. ¡Nos lo hemos ganado! «¡Qué pena! ¡Con lo guapo que es…!», piensa Pepa mirando por última vez a Ariel.

Notas explicativas Palabra o expresión vulgar. Palabra o expresión coloquial. 1 Licencia. El número de taxis en España está controlado por cada ayuntamiento. Las licencias de taxi se traspasan y valen mucho dinero. 2 Fashion. Palabra de origen inglés que se usa para decir «moderno». 3 Look. Palabra de origen inglés que se usa para decir «imagen». 4 Ligar. Empezar una relación amorosa o sexual pasajera. 5 Y qué coño. En este contexto, siginifica «¿Por qué no?» 6 Ser un plomo. Ser aburrido, pesado. Se aplica a personas. 7 Tía. mujer, chica. 8 Gracia. Barrio de Barcelona donde vive Pepa. 9 Que en paz descanse. Fórmula tradicional para referirse a una persona muerta.

10 Joder, qué fuerte. expresión de sorpresa ante algo desagradable. «Joder» es una exclamación muy frecuente con muchos valores: sorpresa, enfado, impaciencia, etc. 11 No somos nada. Lugar común que se emplea ante una muerte, una enfermedad o una desgracia. 12 Linda. guapa. Es frecuente en el español de Latinoamérica. 13 Decís. En algunas zonas de Hispanoamérica, como Argentina, la segunda persona del singular del Presente de Indicativo tiene unas formas particulares. 14 Sos. «Eres», en Argentina y algunas zonas de Hispanoamérica. 15 Acento porteño. Acento de Buenos Aires. 16 Chungo. Malo. 17 Alcalá Meco. Prisión española situada en la Comunidad Autónoma de Madrid. 18 Talego. Cárcel o prisión. 19 Camello. Persona que vende droga directamente a los consumidores. 20 Ser un tarado. Ser un estúpido; muy usado en Argentina y Uruguay.

21 Palmar. Morirse. 22 Movida. Situación, lío, problema. 23 (Tener) mala leche. Ser agresivo, tener mal carácter. 24 (Vagar) como un alma en pena. Como un muerto entre los vivos, como un alma del purgatorio. 25 Cabrón. Insulto muy usual. 26 (Ser un) fantasma. Persona poco seria, poco fiable. 27 Carajillo de Torres. El carajillo es café con coñac o anís. Es una bebida muy popular en España, que se toma después de comer, o incluso por la mañana. Torres es una marca de coñac. 28 Y dale con… Se usa para rechazar la insistencia de alguien. Aquí, la Señora Montserrat no quiere una interpretación «psicológica» de su problema. 29 Barça. Fútbol Club Barcelona. Equipo de fútbol de esta ciudad. 30 Castañas, boniatos y panellets. Productos que se toman tradicionalmente el día de Todos los Santos en Cataluña. La castañas y los boniatos (un tipo de patata dulce) se asan. Los panellets son unos pastelitos de almendra, muy parecidos a los del norte de África. 31 La Boquería. Es un gran mercado de comida situado en La Rambla.

32 Llegaron recién. «Acaban de llegar» en variante argentina. 33 Mejor solo/a que mal acompañado/a. Refrán español. 34 Puñetero/a/os/as… Calificativo que se une a algo que no nos gusta o que nos molesta. Aquí Pepa está harta de preparar los panellets. 35 ¿Qué coño…? Expresión muy usual que puede combinarse con muchas preguntas, por ejemplo, «¿Qué coño dices/haces/quieres…?» Manifiesta sorpresa, enfado, impaciencia, etc. 36 Vos. Forma usada en Argentina y en otros lugares de Hispanoamérica para decir «tú». 37 Pinta. Aspecto. 38 Gilipollas. Insulto muy corriente que significa «estúpido». 39 Jalogüin. Raúl, como muchos españoles, pronuncia muy mal el inglés. Quiere decir Halloween. 40 Macho. Vocativo frecuente para dirigise a un hombre. 41 No jodas. Aquí, expresión para manifestar sorpresa. 42 Fiambres. Cadáveres. El fiambre es carne o pescado preparado para comer frío.

43 (Dar) mal rollo. No gustar, dar miedo. 44 (Estar) muerto/a de miedo. Tener mucho miedo. 45 Rico, rico. Dicho de la comida, significa que está sabrosa. Expresión muy difundida en España por un cocinero muy popular que aparece en la televisión. 46 La pasma. La policía. 47 (Dar) yuyu. Dar miedo, muchas veces relacionado con la muerte o algo paranormal. 48 Tan ricamente. Tan a gusto. 49 Me abro. Me voy. 50 La Vanguardia. Periódico editado en Barcelona. 51 Tío/a bueno/a. Se aplica a alguien guapo, con buen tipo. 52 Diagonal. La avenida Diagonal es una de las calles más largas de Barcelona. Allí se encuentran muchas oficinas, bancos, comercios, etc. 53 Ensanche. Parte del centro de Barcelona construida a finales del siglo XIX y principios del XX. 54 Bebo Valdés. Pianista de jazz cubano. 55 Le suena. Cree recordarlo. 56 Numerito. Despectivamente, show, espectáculo. 57 Horario europeo. En España, respecto a los otros países europeos, se come más tarde, se empieza y se sale del trabajo más tarde, etc. Aquí es irónico. 58 Ni leches. Expresión usada para enfatizar una frase negativa. 59 Qué nochecita hemos pasado. Qué mala noche hemos pasado. 60 Dejar helado/a (a alguien, algo). Causar una gran sorpresa. 61 Qué guay. Expresión infantil o juvenil. Equivale a «qué bueno/a» o a «qué bien». 62 Mili. Abreviatura frecuente de «servicio militar». 63 No la líes más. No compliques más la situación. 64 Monísimo. Superlativo de «mono». Bonito. Es una expresión más usada por las mujeres que por los hombres. 65 Poli. Abreviación frecuente de «policía». 66 Asado argentino. En Argentina hay una carne de gran calidad; la carne asada al fuego es uno de los platos más típicos de este país. 67 No ganar un duro. No ganar nada de dinero. 68 Currar. Trabajar. 69 Barceloneta. Es el antiguo barrio de pescadores de Barcelona. Está entre el puerto y la playa y hay muchos restaurantes especializados en pescado, mariscos y paellas. 70 Arroz caldoso. En España existen muchas maneras de preparar arroz. En las paellas el arroz se sirve seco y en los arroces caldosos con caldo. 71 Algo le huele mal. Algo le parece poco claro, sospechoso. 72 Entresuelo. En muchos edificios de viviendas, el primer nivel, entre la planta baja y el primer piso, se llama entresuelo. 73 Republicana. En la Guerra Civil español se enfrentan los republicanos, que defienden la República frente a los nacionales, que apoyan el levantamiento militar del General Franco. Muchos de los republicanos, como la familia de la Sra. Montserrat, tuvieron que exiliarse. 74 Vale. De acuerdo. 75 Es lo mío. Expresión para referirse a un tema o habilidad que uno domina o que a uno le gusta especialmente. 76 Che. Vocativo muy usado en Argentina y otras zonas de Hispanoamérica. 77 Mossos. Los Mossos d'Esquadra son la policía autonómica catalana.



Want to learn a language?


Learn from this text and thousands like it on LingQ.

  • A vast library of audio lessons, all with matching text
  • Revolutionary learning tools
  • A global, interactive learning community.

Çevrimiçi dil öğrenme @ LingQ

Al principio no entiende nada, pero luego ve que es un plano de la entrada: el portal, la escalera, el cuartito de los contadores… ¿Qué es esto? ¡Qué raro! En color rojo está señalada una zona. −A ver… Esta parte roja, ¿qué es? −Pepa piensa en voz alta−. Esto es la puerta, esto el cuarto de los contadores, esto la escalera y… ¡Entonces esto es el ascensor, el hueco del ascensor! ¿Por qué les interesa el ascensor? ¿Qué hay en un viejo ascensor de una vieja casa? «Tengo que llamar a Ariel y explicarle esto», piensa Pepa. «¿O es que

busco una excusa para verlo?», se pregunta después. Finalmente decide ir a trabajar un rato. Un taxista que se queda en casa no gana un duro 67 . Y Pepa quiere irse al Caribe en enero. Va a buscar el coche a la Plaza del Sol. Raúl está durmiendo la siesta en su caseta. Cuando pasa a su lado, Raúl se despierta. −Tía, ¿qué pasa? ¿No saludas o qué? ¿Te vas a currar 68 ? Pepa no tiene muchas ganas de hablar con él. −Sí, me voy a currar. Que hoy no he ganado ni un duro. −Pues hasta luego. Pepa sale por las pequeñas calles hasta Gran de Gracia, la calle principal del barrio. Es una calle comercial y siempre suele haber gente que busca taxi. En un par de minutos ya ha puesto el cartel de «ocupado». Es un norteamericano que quiere comer paella. Pepa le propone llevarlo al puerto y cruza Barcelona. En la Barceloneta 69 lo deja en El suquet de l'Almirall, donde hacen los mejores arroces de pescado de Barcelona. No es exactamente paella, pero están buenísimos. Intenta explicarle al norteamericano la diferencia entre una paella y un arroz caldoso 70 , pero al final lo deja. Demasiado difícil. −Ya verá, el arroz aquí está delicioso. El americano le deja una propina fantástica. «Si sigue así el día… A lo mejor puedo invitar a Ariel a tomar un arroz en este restaurante. Una cena romántica, junto al mar…», piensa Pepa. Está claro que le gusta Ariel. Trabaja seis horas y vuelve a casa. Tiene hambre y no ha comido nada en todo el día.

3 de noviembre. 16.00 h. Al entrar en el portal, oye un ruido muy fuerte. La madre de los gemelos, Laura, sale en ese momento. −¿Qué pasa? –le pregunta Pepa. −No sé, chica, en esta escalera, hay mucho ruido últimamente. −Pues sí −responde Pepa pensando en la noche anterior. −Creo que están arreglando el ascensor o algo así. A Pepa algo le huele mal 71 . Están trabajando exactamente en la zona marcada en rojo en el plano. Decide esperar un poco y observar. Se sienta en la escalera, en una parte con poca luz. Si pasa alguien, puede decir que le duele un pie o algo así. A los cinco minutos, llega un hombre con un traje gris. «¡Es uno de los mafiosos de la calle Muntaner!», piensa Pepa al reconocerlo. Se para delante del ascensor. En la puerta hay un cartel: «No funciona». Pero el hombre abre la puerta. El ascensor está entre la planta baja y el entresuelo 72 . −Manolo… –dice el hombre del traje gris. Enseguida saca la cabeza otro hombre. Va vestido de obrero de la construcción, con casco y todo. −¿Qué? ¿Cómo vamos, Manolo? −De momento, nada, señor Martínez. Piedra, piedra y piedra… −Tiene que estar ahí. Recuerda: es una caja metálica no muy grande. Lo dice la carta. Pepa intenta entender lo que dicen: «¿Una caja metálica? ¿Una

carta…? ¿De qué hablan? Una cosa está clara: no están arreglando el ascensor. Esto tiene relación con los fantasmas, con la inmobiliaria… Esta gente busca algo importante. Tengo que llamar a Ariel.» Pepa sale de su rincón en la escalera y, al pasar al lado de Martínez, saluda de forma totalmente natural. −Buenas tardes. El hombre no responde. Parece preocupado. Pepa sale corriendo hacia el párking. Necesita su coche rápido. Esos hombres viajan siempre en taxi y si pasa, casualmente, por la calle Bonavista… En el párking Raúl le pregunta: −Chica, ¿vuelves a salir? −Sí, una urgencia −y sale del párking como un piloto de Fórmula 1. −Niiiiiña, que pareces Fernando Alonso…−dice Raúl, pero Pepa ni lo oye. Por suerte, cuando llega a la calle Bonavista, el hombre sale del número 5. «Este tío es tonto», piensa Pepa. «Lo he llevado tres veces ya y no me conoce.» Naturalmente no dice «buenas tardes». Solo gruñe: −Muntaner, 367. Inmediatamente saca el móvil y hace una llamada. −¿Ariel? «¿Cómo? ¡No puede ser…!», piensa Pepa. «¿Ariel? ¿Ariel está en

esto? No me lo puedo creer… Pero no hay muchos Ariel en España.» Pepa escucha atenta el resto de la conversación. −Sí, ya sé, tienes la carta de tu bisabuela republicana 73 desde el exilio en París… Sí, la he leído tres veces: ¡todas las joyas de la familia tienen que estar debajo del ascensor! Pero, lo siento, chico, no salen. Hay que seguir buscando, pero los vecinos preguntan… Que qué hacemos, que si va a durar mucho el ruido, que por qué picamos… Te llamo luego, ¿vale 74 ? Está claro que Pepa no puede llamar a Ariel para explicarle el misterio de los planos.

Bar de Armando. 3 de noviembre. 19.00 h. −Armando, tienes que ayudarme. Bueno, primero ponme una caña. −¿Qué tenés? −Es largo de explicar. Pepa se lo cuenta todo a Armando: lo del CD con los planos que encontró la señora Montserrat , lo de las obras del ascensor y la conversación que ha oído en el taxi. −Elemental, mi querida Pepa −dice Armando, imitando a Sherlock Holmes. −¿Tú lo entiendes? −Perfectamente. −Pues explícate, tío. −La señora Montserrat me contó muchas veces la historia de su familia. Los Picornell, una familia de industriales de Barcelona. Industriales ricos, pero… ¡republicanos! Un poco antes de terminar la Guerra Civil, con el ejército de Franco a las puertas de Barcelona, los Picornell huyen, pasan la frontera y se refugian en Francia, como otros muchos republicanos. −Y dejan aquí las joyas. −Sí, seguro. −Y las joyas están debajo del ascensor. −Supongo que sí. −Pues hay que encontrarlas. Son de la señora Montserrat. Y Ariel

no quiere esperar para heredarlas. ¿Puedes venir a mi casa esta noche? ¿A las once? −Sí, no te preocupés. Contá conmigo. −Voy a llamar también a Raúl.

Calle Bonavista. 23.00 h. −Pepa, qué bien que nos invitas a cenar… ¿Es tu cumpleaños o algo? −Bueno… Cenar, cenar… Vamos a cenar más tarde. −Pues yo tengo un hambre… Estoy con un bocadillo de atún desde esta mañana… Pepa saca del cuartito de los contadores un casco, un mono de trabajo azul y un pico. Raúl la mira horrorizado. −Pero, tía, ¿qué quieres hacer? A estas horas… Y además, a mí, el trabajo manual… Vamos, que no es lo mío 75 . −¡No, claro! Lo tuyo es la filosofía… −dice Pepa irónicamente−. Pero hoy nos vas a ayudar. Tú eres el más fuerte de los tres, ¿no? Raúl, finalmente, acepta ponerse debajo del ascensor. −Mierda… ¿Y si esto se cae? No sé, me da mal rollo. ¿Y si hay ratas? −Que no, que no, que el ascensor no se cae. Pepa y Armando iluminan con linternas y controlan la entrada. Al cabo de unos minutos, Raúl dice: −Aquí hay una caja, parece una caja muy vieja, de metal… −¡Bingo! −grita Pepa. −Che 76 , entró alguien… −dice Armando−. Apagá la linterna, Pepa.

Es Ariel. Pepa lo reconoce enseguida. Ariel enciende la luz de la escalera. Mira con preocupación a los tres amigos. Especialmente a Raúl, que saca la cabeza del hueco del ascensor. −¿Qué hacéis aquí? −Lo sabes perfectamente. −Mi tía no tiene que saber nada de esto. −Sobre todo, tiene que saberlo la policía. ¿Les vas a explicar también tu juego de fantasmas? Claro, tú puedes entrar y salir de aquí siempre sin problema. ¿Cómo no lo he pensado antes? ¿Y la carta? Es un viejo documento de familia, supongo. Mientras, Armando ha sacado el móvil y está llamando a los Mossos 77 . −Ya vienen para acá. Raúl intenta salir sin éxito del agujero. Tiene en las manos una vieja caja metálica, como las de los bancos. −Tíos, ¿me ayudáis o qué? Ahora ya nos podemos ir a cenar, ¿no? −Sí, hablamos con la poli, les damos la cajita, y os invito a cenar. Un arroz en la Barceloneta. En El suquet del Almirall. ¡Nos lo hemos ganado! «¡Qué pena! ¡Con lo guapo que es…!», piensa Pepa mirando por última vez a Ariel.

Notas explicativas Palabra o expresión vulgar. Palabra o expresión coloquial. 1 Licencia. El número de taxis en España está controlado por cada ayuntamiento. Las licencias de taxi se traspasan y valen mucho dinero. 2 Fashion. Palabra de origen inglés que se usa para decir «moderno». 3 Look. Palabra de origen inglés que se usa para decir «imagen». 4 Ligar. Empezar una relación amorosa o sexual pasajera. 5 Y qué coño. En este contexto, siginifica «¿Por qué no?» 6 Ser un plomo. Ser aburrido, pesado. Se aplica a personas. 7 Tía. mujer, chica. 8 Gracia. Barrio de Barcelona donde vive Pepa. 9 Que en paz descanse. Fórmula tradicional para referirse a una persona muerta.

10 Joder, qué fuerte. expresión de sorpresa ante algo desagradable. «Joder» es una exclamación muy frecuente con muchos valores: sorpresa, enfado, impaciencia, etc. 11 No somos nada. Lugar común que se emplea ante una muerte, una enfermedad o una desgracia. 12 Linda. guapa. Es frecuente en el español de Latinoamérica. 13 Decís. En algunas zonas de Hispanoamérica, como Argentina, la segunda persona del singular del Presente de Indicativo tiene unas formas particulares. 14 Sos. «Eres», en Argentina y algunas zonas de Hispanoamérica. 15 Acento porteño. Acento de Buenos Aires. 16 Chungo. Malo. 17 Alcalá Meco. Prisión española situada en la Comunidad Autónoma de Madrid. 18 Talego. Cárcel o prisión. 19 Camello. Persona que vende droga directamente a los consumidores. 20 Ser un tarado. Ser un estúpido; muy usado en Argentina y Uruguay.

21 Palmar. Morirse. 22 Movida. Situación, lío, problema. 23 (Tener) mala leche. Ser agresivo, tener mal carácter. 24 (Vagar) como un alma en pena. Como un muerto entre los vivos, como un alma del purgatorio. 25 Cabrón. Insulto muy usual. 26 (Ser un) fantasma. Persona poco seria, poco fiable. 27 Carajillo de Torres. El carajillo es café con coñac o anís. Es una bebida muy popular en España, que se toma después de comer, o incluso por la mañana. Torres es una marca de coñac. 28 Y dale con… Se usa para rechazar la insistencia de alguien. Aquí, la Señora Montserrat no quiere una interpretación «psicológica» de su problema. 29 Barça. Fútbol Club Barcelona. Equipo de fútbol de esta ciudad. 30 Castañas, boniatos y panellets. Productos que se toman tradicionalmente el día de Todos los Santos en Cataluña. La castañas y los boniatos (un tipo de patata dulce) se asan. Los panellets son unos pastelitos de almendra, muy parecidos a los del norte de África. 31 La Boquería. Es un gran mercado de comida situado en La Rambla.

32 Llegaron recién. «Acaban de llegar» en variante argentina. 33 Mejor solo/a que mal acompañado/a. Refrán español. 34 Puñetero/a/os/as… Calificativo que se une a algo que no nos gusta o que nos molesta. Aquí Pepa está harta de preparar los panellets. 35 ¿Qué coño…? Expresión muy usual que puede combinarse con muchas preguntas, por ejemplo, «¿Qué coño dices/haces/quieres…?» Manifiesta sorpresa, enfado, impaciencia, etc. 36 Vos. Forma usada en Argentina y en otros lugares de Hispanoamérica para decir «tú». 37 Pinta. Aspecto. 38 Gilipollas. Insulto muy corriente que significa «estúpido». 39 Jalogüin. Raúl, como muchos españoles, pronuncia muy mal el inglés. Quiere decir Halloween. 40 Macho. Vocativo frecuente para dirigise a un hombre. 41 No jodas. Aquí, expresión para manifestar sorpresa. 42 Fiambres. Cadáveres. El fiambre es carne o pescado preparado para comer frío.

43 (Dar) mal rollo. No gustar, dar miedo. 44 (Estar) muerto/a de miedo. Tener mucho miedo. 45 Rico, rico. Dicho de la comida, significa que está sabrosa. Expresión muy difundida en España por un cocinero muy popular que aparece en la televisión. 46 La pasma. La policía. 47 (Dar) yuyu. Dar miedo, muchas veces relacionado con la muerte o algo paranormal. 48 Tan ricamente. Tan a gusto. 49 Me abro. Me voy. 50 La Vanguardia. Periódico editado en Barcelona. 51 Tío/a bueno/a. Se aplica a alguien guapo, con buen tipo. 52 Diagonal. La avenida Diagonal es una de las calles más largas de Barcelona. Allí se encuentran muchas oficinas, bancos, comercios, etc. 53 Ensanche. Parte del centro de Barcelona construida a finales del siglo XIX y principios del XX. 54 Bebo Valdés. Pianista de jazz cubano. 55 Le suena. Cree recordarlo. 56 Numerito. Despectivamente, show, espectáculo. 57 Horario europeo. En España, respecto a los otros países europeos, se come más tarde, se empieza y se sale del trabajo más tarde, etc. Aquí es irónico. 58 Ni leches. Expresión usada para enfatizar una frase negativa. 59 Qué nochecita hemos pasado. Qué mala noche hemos pasado. 60 Dejar helado/a (a alguien, algo). Causar una gran sorpresa. 61 Qué guay. Expresión infantil o juvenil. Equivale a «qué bueno/a» o a «qué bien». 62 Mili. Abreviatura frecuente de «servicio militar». 63 No la líes más. No compliques más la situación. 64 Monísimo. Superlativo de «mono». Bonito. Es una expresión más usada por las mujeres que por los hombres. 65 Poli. Abreviación frecuente de «policía». 66 Asado argentino. En Argentina hay una carne de gran calidad; la carne asada al fuego es uno de los platos más típicos de este país. 67 No ganar un duro. No ganar nada de dinero. 68 Currar. Trabajar. 69 Barceloneta. Es el antiguo barrio de pescadores de Barcelona. Está entre el puerto y la playa y hay muchos restaurantes especializados en pescado, mariscos y paellas. 70 Arroz caldoso. En España existen muchas maneras de preparar arroz. En las paellas el arroz se sirve seco y en los arroces caldosos con caldo. 71 Algo le huele mal. Algo le parece poco claro, sospechoso. 72 Entresuelo. En muchos edificios de viviendas, el primer nivel, entre la planta baja y el primer piso, se llama entresuelo. 73 Republicana. En la Guerra Civil español se enfrentan los republicanos, que defienden la República frente a los nacionales, que apoyan el levantamiento militar del General Franco. Muchos de los republicanos, como la familia de la Sra. Montserrat, tuvieron que exiliarse. 74 Vale. De acuerdo. 75 Es lo mío. Expresión para referirse a un tema o habilidad que uno domina o que a uno le gusta especialmente. 76 Che. Vocativo muy usado en Argentina y otras zonas de Hispanoamérica. 77 Mossos. Los Mossos d'Esquadra son la policía autonómica catalana.


×

LingQ'yu daha iyi hale getirmek için çerezleri kullanıyoruz. Siteyi ziyaret ederek, bunu kabul edersiniz: cookie policy.