la importancia de la comunicación no verbal

Después de ver el vídeo de Steve sobre el placer de aprender idiomas y de hablar con errores, me quedé reflexionando sobre el tema y sobre otro tema más o menos relacionado: la grandeza de la comunicación no verbal.

Y es que si estamos aprendiendo o perfeccionando un idioma por motivos profesionales o laborales, evidentemente hay que intentar buscar siempre la perfección en nuestro aprendizaje (partiendo de la base de que la perfección no existe), pero en cambio, si estamos aprendiendo un idioma por placer y por interés personal, creo que lo más importante no es hablar perfectamente sin cometer errores (aunque, claro está, siempre es bueno intentar cometer los mínimos errores), sino ser capaces de comunicarnos con fluidez y normalidad en ese idioma con otras personas, nativas o no.

Personalmente creo que ahí es donde entra en juego la magia de la comunicación no verbal. ¡Y es que es increíble lo que nuestra cara o nuestro cuerpo puede decir sin producir palabra alguna! Se trata de un tema muy extenso del que se podrían llenar muchas páginas y tampoco tengo ganas de aburrir, así que os pondré un ejemplo gráfico y personal.

El año pasado me fui tres semanas a Galway, Irlanda, con la intención de mejorar mi inglés oral, ya que a pesar de traducirlo regularmente por trabajo, una cosa es leer y traducir, y otra, hablarlo. Hacía muuuuuchos años que no hablaba inglés y lo tenía muy olvidado, especialmente el vocabulario del día a día, ya que la mayor parte de lo que traduzco son textos técnicos con vocabulario bastante específico.

La experiencia, lógicamente, fue magnífica y, aunque tres semanas pasan volando, sí que me sirvió mucho para perder el miedo a hablar en inglés.

Resulta que en Galway conocí y compartí muchas horas con una estudiante alemana y otra suiza, ambas con un buen nivel de inglés. Al comunicarnos, al hablar de temas personales o banales del día a día, me surgían muchas dudas (falta de vocabulario, incerteza de si lo has dicho correctamente) pero lo maravilloso de la comunicación no verbal, es decir, la expresión de la cara, el movimiento de las manos, etc. es que permite llenar el vacío que deja la comunicación verbal, llegar allá donde no puedes con palabras. Es decir, a veces un simple gesto es suficiente para expresar que algo no te ha gustado si no recuerdas como se dice aburrido, pesado, tedioso, cansino….. Porque al fin y al cabo, de eso se trata, de comunicarse con naturalidad, no de optar a un premio Novel de lengua y literatura.

.

Follow LingQ members on their language learning journey.


We will not share your data with third parties and you will only receive newsletters from LingQ.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *